Por mis venas corre sangre asturiana, de ahí el origen de mi nombre. No quiero olvidar la tierra donde nací.

Poseo tres cualidades preciosas que guardo en mí como un preciado tesoro:  la primera se llama AMOR; la segunda MODESTIA; la tercera se llama HUMILDAD.

Lao-tsé